No la dejé pasar, porque estaba dando vuelta

El taxista casi le vuela la nariz al perro, de tan pegado que pasa. Nosotros íbamos cruzando la calle y teníamos el verde.

– Oiga, si nos tocaba pasar a nosotros, tenemos verde – Dice Cristina

– Sí, pero yo iba dando vuelta, contesta el taxista.

Como alguien sacó la idea de que la vuelta a la derecha es “continua con precaución”, cuando uno da la vuelta, los que vayan pasando, sean peatones, ciclistas o presidentes de la república, se aguantan.

El sentido común diría que cuando uno tiene verde, tiene derecho a seguir por su camino. Pero la máxima de la continua con precaución que traen implantada en su chip los choferes en el DF y muchas otras ciudades del país no respeta ese sentido común.

Las leyes de tránsito también lo reconocen. Pero no tan fácil como decir: el peatón y el ciclista tienen preferencia cuando van cruzando una calle con luz verde del semáforo. O mejor: al dar vuelta a la derecha, debe hacer alto total para dejar pasar al peatón. No hay ningún artículo de la ley redactado así, o sea que no hay manera de que los choferes lo entiendan.

Reglamento de tránsito del DF
La regla de tránsito que nadie lee, nadie se sabe y nadie respeta.

Y lo redacten como lo redacten, saber los reglamentos de tránsito no es requisito para manejar en algunas ciudades de México, empezando por el DF (creo que ahora se llama “Ciudad de México”). Porque no hay más requisito que presentarse a la oficina de licencias, llevar una copia de identificación y comprobante de domicilio y recibo del pago hecho en el banco. ¿Quién va a saber de sutilezas tan exquisitas como dejar pasar a alguien que no tiene ojos en el trasero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.