34 tipos que te sacan lo neurótico en la calle

1. Los automovilistas que no frenan antes de dar vuelta.

2. Los automovilistas que no respetan la preferencia del peatón cuando dan vuelta.

3. Los automovilistas que no han entendido la máxima de Spiderman: “A un gran poder corresponde una gran responsabilidad” y entonces se quejan de que los ciclistas y los peatones no se cuidan.

4. Los automovilistas que hacen alto total antes de cruzar una calle, pero sobre la línea de peatones.

5. Los automovilistas que ven un peatón abajo de la banqueta, a punto de cruzar la calle en la esquina, y no frenan, aunque llegaron después.

6. Los automovilistas que van a más de la velocidad permitida y ni acarician el freno cuando va cruzando un peatón.

7. Los automovilistas que cruzan el Parque México a más de 60 km/h y le ponen las luces altas a los peatones para que corran al cruzar la calle.

8. Los ciclistas que van en sentido contrario.

9. Los ciclistas que van en sentido contrario en la ciclopista.

10. Los ciclistas que van a toda velocidad (o muy rápido, pues) por la banqueta.

11. Los peatones que se ponen histéricos porque un ciclista usa la banqueta (no matter what, o sea: la banqueta mide cuatro metros de ancho, el ciclista va despacio, pasa a más de un metro de ellos, frena para dejar pasar al peatón y, además, no se puede ir en bicicleta en esa calle).

12. Los peatones que esperan el verde abajo de la banqueta.

13. Los peatones que cruzan la calle en rojo, cuando “sólo” viene un ciclista.

14. Los peatones que cruzan la calle en rojo sin fijarse.

15. Los peatones que esperan el verde abajo de la banqueta y viendo su teléfono.

16. Los peatones que esperan el verde, abajo de la banqueta y sobre la ciclopista.

17. Los peatones que hablan por teléfono en la ciclopista mientras esperan su coche del valet parking.

18. Los ciclistas que no paran en el alto del semáforo cuando va cruzando un peatón.

19. Los peatones que, en el Zócalo, la plaza más grande del mundo, esperan el verde abajo de la banqueta.

20. Los peatones que se pasan en masa el rojo de la calle Madero, en el centro de México, porque “sólo” vienen un coche o una bici.

21. Los peatones que de pronto se cruzan la calle, a la mitad de la cuadra, sin voltear a ver si vienen bicicletas.

22. Los ciclistas que, en tropel, se pasan los altos en los paseos dizque para reivindicar las calles para ellos. Visto hasta el cansancio en los paseos ciclistas nocturnos de Guadalajara y en algunos del DF. (Para leer sobre el conflicto coches-bicicletas, pícale aquí).

23. Los ciclistas que se creen ese cuento del gobierno de que el carril derecho de Reforma es para ellos y los camiones, en lugar de ir por la amplísima banqueta vacía.

24. Los ciclistas que pasan por el lado derecho de los camiones sin pensar en que bajan pasajeros.

25. Los ciclistas que van por la banqueta y no se bajan de su bicicleta aunque la banqueta esté llenísima.

26. Los automovilistas que le pitan al de adelante porque está dejando pasar peatones.

27. Los automovilistas que tienen 8 coches enfrente y pitan para que avancen porque el semáforo ya se puso en verde.

28. Los automovilistas que siguen pasando en verde aunque saben que se van a quedar atorados y van a estorbar cuando cambie el semáforo.

29. Los automovilistas que salen del drive through de Starbucks tomando su café, viendo su teléfono y sin fijarse si viene alguien por la banqueta.

30. Los automovilistas que no dejan pasar a los peatones cuando suben a la banqueta para meterse a o salir de su cochera.

31. Los automovilistas que salen de su cochera como perro sin correa detrás de un hueso volador.

32. Los automovilistas que frenan en las esquinas, pero después de la línea de peatones.

33. Los automovilistas que no frenan en las esquinas.

34. Los pasajeros de coches que abren las puertas sin fijarse en si viene una bicicleta.

Con perdón por algunos puntos: En algunos se ve que no estoy de acuerdo con algunos reglamentos de tránsito y creencias populares, que expulsan  a los ciclistas de la banqueta.

No la dejé pasar, porque estaba dando vuelta

El taxista casi le vuela la nariz al perro, de tan pegado que pasa. Nosotros íbamos cruzando la calle y teníamos el verde.

– Oiga, si nos tocaba pasar a nosotros, tenemos verde – Dice Cristina

– Sí, pero yo iba dando vuelta, contesta el taxista.

Como alguien sacó la idea de que la vuelta a la derecha es “continua con precaución”, cuando uno da la vuelta, los que vayan pasando, sean peatones, ciclistas o presidentes de la república, se aguantan.

El sentido común diría que cuando uno tiene verde, tiene derecho a seguir por su camino. Pero la máxima de la continua con precaución que traen implantada en su chip los choferes en el DF y muchas otras ciudades del país no respeta ese sentido común.

Las leyes de tránsito también lo reconocen. Pero no tan fácil como decir: el peatón y el ciclista tienen preferencia cuando van cruzando una calle con luz verde del semáforo. O mejor: al dar vuelta a la derecha, debe hacer alto total para dejar pasar al peatón. No hay ningún artículo de la ley redactado así, o sea que no hay manera de que los choferes lo entiendan.

Reglamento de tránsito del DF
La regla de tránsito que nadie lee, nadie se sabe y nadie respeta.

Y lo redacten como lo redacten, saber los reglamentos de tránsito no es requisito para manejar en algunas ciudades de México, empezando por el DF (creo que ahora se llama “Ciudad de México”). Porque no hay más requisito que presentarse a la oficina de licencias, llevar una copia de identificación y comprobante de domicilio y recibo del pago hecho en el banco. ¿Quién va a saber de sutilezas tan exquisitas como dejar pasar a alguien que no tiene ojos en el trasero?